Monitoreo neurofisiológico intraoperatorio

Monitoreo neurofisiológico intraoperatorio

El monitoreo neurofisiológico intraoperatorio (IONM, por sus siglas en inglés) se está convirtiendo en el estándar de atención para muchas cirugías de columna, especialmente aquellas con corrección de deformidad e instrumentación.

En un artículo realizado en 2011 por Matthew Eager, Adam Shimer, Faisal R. Jahangiri, Francis Shen y Vincent Arlet, publicado en la revista American Journal of Electroneurodiagnostic Technology analizaron 2069 operaciones de columna vertebral con multimodalidad IONM que incluyen potenciales evocados somatosensoriales (SSPE), potenciales evocados con motor eléctrico transcraneal (TCMEP) y electromiografía activada espontánea (s-EMG y t-EMG) en un entorno universitario durante un período de cuatro años para examinar los hallazgos clínicos perioperatorios cuando se apreció un evento en el IONM y descubrir también cómo el IONM afectaba la capacidad para prevenir posibles lesiones neurológicas durante la cirugía de la columna vertebral.

Se realizó un análisis retrospectivo de los casos de 2006 a 2010 para estudiar la frecuencia y la causa de los eventos intraoperatorios detectados a través de IONM y el resultado clínico del paciente. Hubo 32 casos (1,5%) con posibles eventos intraoperatorios. Hubo 17 (53%) casos en los cuales los cambios de IONM afectaron el curso de la cirugía y previnieron posibles déficits neurológicos postoperatorios. Siete casos (41%) se debieron a la corrección de la deformidad, cinco (29%) por hipotensión, cuatro (24%) por la colocación del paciente y uno (6%) por un tornillo que requirió un cambio de posición. Ninguno de los 17 pacientes tenía alteraciones sensoriales o motoras postoperatorias.
Hubo cuatro casos con falsos positivos de IONM debido a problemas técnicos corregidos. Tres casos requirieron revisión quirúrgica por malposición del tornillo pedicular. En cada caso, el s-EMG no mostró cambios intraoperatorios, pero el paciente presentó radiculopatía postoperatoria. Se cree que el uso de t-EMG puede haber evitado estas complicaciones.
Esta revisión refuerza la importancia de la multimodalidad IONM para la cirugía de la columna vertebral. La incidencia de posibles eventos fue del 1,5% y se evitaron posibles déficits neurológicos postoperatorios mediante la intervención intraoperatoria.

El conocimiento de los beneficios y limitaciones de cada modalidad de monitoreo ayuda a maximizar el valor de diagnóstico de IONM durante los procedimientos de la columna vertebral. La incidencia de resultados falsos negativos en esta base de datos fue muy baja (3/2069 – 0.0014%) y la incidencia de eventos falsos positivos también fue muy baja (4/2069 – 0.0019%).

Por ello todo parece apuntar que el monitoreo neurofisiológico intraoperatorio es una técnica que nos proporciona una mayor seguridad a la hora de realizar las operaciones reduciendo los posibles riesgos para el paciente. En Clínica Alevia disponemos del equipo y el personal cualificado para aplicar esta técnica de monitorización mejorando así la asistencia sanitaria ofrecida al limitar los posibles daños neurológicos causados durante la intervención. No dude en contactarnos aquí para saber más.

Sin comentarios

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies