MEDICINA ESTÉTICA FACIAL

TU MEJOR CARA

En nuestro afán por conseguir que nuestros pacientes tengan una mejor calidad de vida, incorporamos esta disciplina a ALEVIA, con un novedoso método: la neuroestética. Combinando Dermatología con Medicina Estética y Antienvejecimiento mostraremos tu mejor cara.

1. Peelings Químicos

Se trata de uno de los procedimientos de medicina estética más utilizado para mejorar la calidad y tersura de la piel. Indicado para manchas, irregularidades de la superficie cutánea, arrugas, pérdida de la elasticidad, flacidez, acné, cicatrices y estrías.

 

El especialista elegirá el peeling en función del color y tipo de piel, así como la extensión del daño cutáneo y grado de envejecimiento. Empleando una Luz de Wood, se realizará un esquema de las diferentes áreas anatómicas del rostro, anotando el espesor de la piel, las arrugas, las lesiones y las cicatrices.

 

2. Rejuvenecimiento facial: Mesoterapia

Este tratamiento tiene la finalidad de aportar una hidratación extra a la piel. Puede actuar en cara, cuello, escote e incluso manos y cualquier otra zona del cuerpo. Su objetivo es mejorar la flacidez, arrugas, luminosidad, acné y secuelas de acné.

 

Se trata la zona mediante mezclas de principios activos, muy útiles en pieles sensibles y una alternativa excelente para pacientes que han tenido reacciones adversas a productos de relleno permanentes o no permanente. Incluyen ácido hialurónico no reticulado, oligoelementos, vitaminas y/o aminoácidos esenciales para mejorar el metabolismo cutáneo.

 

3. Toxina Botulínica

La toxina botulínica es una proteína que se utiliza en determinadas zonas de la cara: entrecejo, frente y patas de gallo. La función principal es relajar los músculos, sin paralizarlos o inhibir su movimiento, de modo que no se pierde expresividad facial.

Pasados seis meses de la relajación provocada por el contacto de la toxina, la placa motora recupera su función, volviendo la contracción muscular normal.

4. Implantes de relleno dérmico (Fillers)

El ácido hialurónico se ha convertido en uno de los productos más utilizados en Medicina Estética, por sus características, como uno de los implantes más biocompatibles. Entre sus ventajas: es menos invasivo, exento prácticamente de complicaciones y efectos no deseados, no cancerígeno y fácil de inyectar por un médico experto.

 

Se utiliza para: rejuvenecimiento de la piel, remodelación labial, remodelación y realce de pómulos, rellenos de surcos nasogenianos, rellenos de arrugas, tratamiento periocular y pérdida de la grasa del surco lagrimal. También se emplea en remodelación de imperfecciones nasales, remodelación del mentón y restauración del óvalo facial.

 

5. Hilos de dermosustentación (“Hilos”)

Un rostro envejecido muestra un aspecto triste, serio y en ocasiones enfadado. Con el paso de los años, debido a una reabsorción ósea y de las estructuras dentales, el resultado es un descolgamiento de las estructuras músculo-adiposo-cutáneas, fundamentalmente desde las cejas hasta el mentón.

 

Este tratamiento está dirigido a los pacientes que presentan un excedente de piel no excesivamente pronunciado y una disminución del tejido adiposo. La finalidad es armonizar el conjunto facial y mejorar su apariencia cansada y seria a través de un efecto “lifting no quirúrgico“.

¿Cómo se encuentra tu piel?

Acude a tu médico estético y te aconsejará cómo mejorar tu aspecto.

Grado de envejecimiento:

1. Ligero: Edad entre 28 y 35 años. Sin queratosis, arrugas finas, no cicatrices, no lleva maquillaje.

 

2. Moderado: Edad entre 35 y 50 años. Queratosis actínicas incipientes, leve decoloración amarillenta de la piel. Arrugas incipientes paralelas a líneas de la sonrisa. Ligeras marcas o cicatrices. Maquillaje ligero.

 

3. Avanzado: Edad entre 50 y 60 años. Queratosis actínicas evidentes, decoloración amarillenta de la piel sin telangiectasias. Arrugas evidentes en reposo, marcas y cicatrices evidentes. Lleva siempre maquillaje.

 

4. Severo: Edad entre 60 y 75 años. Queratosis actínicas y lesiones cancerosas. Grandes arrugas, importantes marcas y cicatrices evidentes. Lleva siempre maquillaje que no llega a cubrir ni disimular las lesiones.

* Clasificación Rubin Glogaw de grado de envejecimiento.

Fototipo de piel:

Fototipo 1: Piel blanca, se quema con facilidad, no se broncea.

 

Fototipo 2: Piel blanca, se quema con facilidad, se broncea mínimamente.

 

Fototipo 3: Piel ligeramente morena, se quema moderadamente, se broncea gradualmente.

 

Fototipo 4: Piel morena, se quema mínimamente, se broncea bien.

 

Fototipo 5: Piel muy morena, rara vez se quema, se broncea intensamente.

 

Fototipo 6: Piel negra, no se quema, profunda pigmentación.

* Clasificacion Fitzpatrick del fototipo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies