Electromiografía (EMG)

Electromiografía

23 Mar Electromiografía (EMG)

Todo lo que necesitas saber

La electromiografía (EMG) es un procedimiento de diagnóstico para evaluar la salud de los músculos y las células nerviosas que los controlan (neuronas motoras).

Las neuronas motoras transmiten señales eléctricas que hacen que los músculos se contraigan. Un EMG traduce estas señales en gráficos, sonidos o valores numéricos que interpreta un especialista.

Un EMG utiliza diminutos dispositivos llamados electrodos para transmitir o detectar señales eléctricas.

Durante una EMG con aguja, un electrodo de aguja es insertado directamente en un músculo y registra la actividad eléctrica en ese músculo.

Un estudio de conducción nerviosa, otra parte de un EMG, usa electrodos pegados a la piel (electrodos de superficie) para medir la velocidad y la fuerza de las señales que viajan entre dos o más puntos.

Los resultados EMG pueden revelar disfunción nerviosa, disfunción muscular o problemas con la transmisión de señales nerviosas a los músculos.

¿Por qué se realiza?
Su médico/a puede ordenar un EMG si tiene signos o síntomas que pueden indicar un trastorno nervioso o muscular. Dichos síntomas pueden incluir:

  • Estremecimiento
  • Entumecimiento
  • Debilidad muscular
  • Dolor muscular o calambres
  • Ciertos tipos de dolor en las extremidades

Los resultados de EMG a menudo son necesarios para ayudar a diagnosticar o descartar una serie de condiciones, tales como:

  • Trastornos musculares, como distrofia muscular o polimiositis
  • Enfermedades que afectan la conexión entre el nervio y el músculo, como la miastenia gravis
  • Trastornos de los nervios fuera de la médula espinal (nervios periféricos), como el síndrome del túnel carpiano o las neuropatías periféricas
  • Trastornos que afectan las neuronas motoras en el cerebro o la médula espinal, como la esclerosis lateral amiotrófica o la polio
  • Trastornos que afectan la raíz nerviosa, como un disco herniado en la columna vertebral

Solicite una cita en Clínica Alevia

Riesgos
La EMG es un procedimiento de bajo riesgo y las complicaciones son raras.

Cómo te preparas:
Precauciones
El/La especialista del sistema nervioso (neurólogo/a) que realiza el EMG necesitará saber si usted tiene ciertas afecciones médicas. Por ello deberá de de informar al neurólogo/a y a otro personal de laboratorio de EMG si usted:

  • Tiene un marcapasos o cualquier otro dispositivo médico eléctrico
  • Toma medicamentos anticoagulantes
  • Tiene hemofilia, un trastorno de la coagulación de la sangre que causa sangrado prolongado
  • Tiene preguntas que hacer

Recomendaciones

Tome una ducha o baño poco antes de su examen para eliminar aceites de su piel. No aplique lociones o cremas antes del examen.

Lo que puedes esperar:
Durante su EMG
Es probable que le pidan que se ponga una bata de hospital para el procedimiento y se acueste en una mesa de examen. Las siguientes explicaciones pueden ayudarlo a comprender lo que sucederá durante el examen:

Electrodos. El/la neurólogo/a o un/a técnico coloca electrodos de superficie en varios lugares de la piel, dependiendo de dónde experimente los síntomas. O la/el neuróloga/o puede insertar electrodos de aguja en diferentes sitios dependiendo de sus síntomas.
SensacionesLos electrodos a veces transmiten una pequeña corriente eléctrica que puede sentir como una punzada o espasmo. El electrodo de aguja puede causar molestias o dolor que generalmente termina poco después de retirar la aguja.

Si le preocupan las molestias o el dolor, puede hablar con el/la neurólogo/a para tomarse un breve descanso durante el examen.

Instrucciones. Durante la EMG con aguja, el/la neurólogo/a evaluará si hay actividad eléctrica espontánea cuando el músculo está en reposo, actividad que no está presente en el tejido muscular sano, y el grado de actividad cuando contrae el músculo ligeramente.

Él o ella le dará instrucciones sobre cómo descansar y contraer un músculo en los momentos apropiados. Dependiendo de qué músculos y nervios esté examinando la/el neuróloga/o, él o ella pueden pedirle que cambie de posición durante el examen.

Después de su EMG
Puede experimentar algunos hematomas leves y temporales en los que se insertó el electrodo de aguja en el músculo. Este hematoma debería desaparecer en varios días.

Resultados
El/La neurólogo/a interpretará los resultados de su examen y preparará un informe. Su médico de atención primaria, o el médico que ordenó el EMG, discutirán el informe con usted en una cita de seguimiento.

Solicite una cita en Clínica Alevia

Sin comentarios

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies